En la ruta hacia Puerto Príncipe desde la frontera de Haití con República Dominicana, Fonds Parisien es un sector de la ciudad habitado por familias sin acceso a los bienes más indispensables. Allí las hermanas carmelitas de la caridad defienden el derecho a la educación en su Escuela Vedruna. Atentas a la vez a otras muchas problemáticas sociales, lamentan que, en la zona (que tiene un solo acceso, y en mal estado) no exista ningún centro de salud.

 

Mientras atienden su escuela (la única para 35.000 habitantes), han decidido crear un proyecto de desarrollo para construir un centro sanitario. Nuestra fundación, Mensajeros de la Paz, funcionará como socia implicada en el proyecto, y mediadora en España con la institución que ha aportado la imprescindible financiación: la diputación de Jaén. Este servicio abarcará la población de los sectores de Penganot, Plaisir, Sous Moulin, Gaillard, Morne, Oregue, Bwa de Mye, La Plen y otros sectores del sudeste haitiano.

 

La batalla principal consistirá en evitar que proliferen, como sucede actualmente en la zona, enfermedades producidas por parásitos e infecciones: áscaris, amebas, lombrices, salmonelas, diarreas, cólera, tuberculosis, malaria y enfermedades crónicas como la diabetes y el colesterol, así como respiratorias, de transmisión sexual y de la piel (hongos, sarna). Los beneficiarios directos del proyecto serán, sobre todo, niños y ancianos (especialmente débiles ante las carencias nutricionales que sufren), así como mujeres. Ellas se ven directamente afectadas por las enfermedades derivadas de la ausencia de planificación familiar: las de transmisión sexual y las provocadas por partos peligrosos.

 

 

La población de Fonds Parisien, dedicada mayoritariamente a la venta callejera o la agricultura y ganadería de subsistencia, no sólo padece las consecuencias de la tierra de la zona (salina y caliza) y la escasez de lluvias, sino que vive afectada por la insalubridad que provoca la falta de políticas públicas de salud. En Fonds Parisien no hay sistemas de alcantarillado, ni agua segura ni servicios de recogida de basuras.

 

Este proyecto pretende implicar a los distintos líderes comunitarios de la zona, incluyendo en sus objetivos la concienciación sobre saneamiento ambiental como prevención de problemas de salud comunitaria y la formación en salud preventiva y curativa. También a grupos voluntarios como ASPI (organización de jóvenes profesionales de la salud).

 

En la primera fase del proyecto, se han identificado las necesidades de la población vulnerable y la sostenibilidad del proyecto. También se ha dedicado una semana a la limpieza y preparación del terreno donde se edificará. Actualmente, el proyecto se encuentra en fase de ejecución, lo que llevará de 5 a 6 meses.

 

Tras la implementación, se evaluarán los resultados y comenzará a funcionar el centro de salud, así como las actividades paralelas al centro: visitas a enfermos para dispensar medicamentos, hacer curas, controlar la tensión, charlas formativas…

 

De los 34.721,66 euros necesarios para que las religiosas y Mensajeros de la Paz desarrollen el proyecto, la diputación de Jaén cubrirá 29.296,40 euros. Del resto se responsabilizarán ambas oenegés. Mensajeros agradece a la diputación de Jaén que, un año más, confíe en nuestro trabajo y nos permita defender el derecho a la salud y a vivir en un ambiente digno.

 

Please follow and like us: