(EFE).- El fundador y presidente de la organización humanitaria Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel, resaltó ayer por la tarde que el Gobierno ha reconocido la existencia de la pobreza infantil con la puesta en marcha del Alto Comisionado para erradicar la pobreza infantil, lo que no hicieron gobiernos anteriores.

 

El religioso asturiano lo hizo en una conferencia en el aula magna Tirso de Molina de Soria, tras las celebradas en Palencia y Zamora, sobre "La solidaridad es patrimonio de todos", organizada por Unicaja Banco.

 

"Este Gobierno nada más llegar prometió poner el Alto Comisionado para erradicar la pobreza infantil. Es un buen símbolo porque otros gobiernos anteriores negaban que había pobreza y pobreza infantil. Y a veces nos ponían colorados porque sacamos a la calle a los niños que pasan hambre", señaló en las respuestas a los periodistas.

 

En este sentido lamentó que en España sigue habiendo demasiada gente que vive en la calle y puso como ejemplo Madrid, donde hay más de 1.600 personas que duermen en la calle.

 

Por otra parte, puso de relieve en su conferencia la mayor solidaridad que existe actualmente en la sociedad. "Hay más solidaridad que nunca en toda la historia de la Humanidad y la prueba es que nos duele lo que pasa fuera de España, como lo de los inmigrantes", declaró.

 

No obstante señaló que, a pesar de ello, sigue faltando más solidaridad, porque en el mundo hay "mucho hambre y demasiado paro, demasiada desigualdad y malos tratos", aunque hay que reconocer que ahora se está mejor que hace dos siglos o uno.

 

El Padre Ángel pidió, en nombre de Mensajeros de la Paz y como mensaje navideño, que la gente se quiera y abrace y deje de pelearse, desde los políticos a los que no lo son. "Hay demasiada gente que discute y a veces los gobernantes nuestros no nos dan buen ejemplo", lamentó. Por último, el presidente de Mensajeros de la Paz señaló que las administraciones son las que tienen la obligación de repartir la riqueza y evitar las desigualdades.

Please follow and like us: