El Banco Solidario es uno de nuestros proyectos sociales anticrisis más potentes. El concepto es el de una sala o almacén organizado como un supermercado, donde los usuarios del Banco encuentran todos los productos de alimentación, higiene, etc., que necesitan. Las familias bene?ciarias acuden a él cada mes, y realizan una “compra” grande: se les surte de un lote de productos en proporción al número de personas que son en cada familia y a sus necesidades especiales (bebés…).

Los productos son los mismos que se encuentran en los hipermercados de calidad que nos patrocinan, y además a menudo además del carro habitual, podemos repartir a nuestros usuarios donaciones especiales (productos gourmet, cestas de navidad…) que recibimos a través de campañas realizadas o de acciones con otras empresas y entidades.

Las cuentas del Banco Solidario están sometidas a auditoría, dentro de las cuentas de la Fundación Mensajaros de la Paz, que son públicas y están registradas o?cialmente.

Pueden ser solicitantes de ayuda todas las personas que por cualquier causa atraviesen una situación de necesidad y pobreza, que realicen una petición concreta, especialmente de carácter material, y con una duración determinada en el tiempo.

Todos los casos son examinados y valorados por los técnicos del Banco Solidario de Mensajeros de la Paz. Las ayudas que se ofrecen son productos de alimentación (los correspondientes a una compra con capacidad mensual, cada mes) y de limpieza e higiene para el hogar habitualmente, así como materiales recaudados a través de campañas de Mensajeros de la Paz dirigidas a sus usuarios, como la de recogida de material escolar en septiembre, cestas de Navidad en diciembre, etc.

Además de en la sede del Banco Solidario de Madrid (Ribera de Curtidores, en las o?cinas de la Fundación Mensajeros de la Paz), en Madrid los centros familiares (comedores sociales) más grandes tienen su propio banco de alimentos. Para los usuarios del comedor una vez al mes también se reparten alimentos para que puedan cocinar en casa y también para cubrir los desayunos y cenas de toda la semana. En el caso de los no usuarios del servicio de comedor contamos con una bolsa ?ja de familias a las que facilitamos alimentos, productos de limpieza, etc.

También se realizan pagos de suministros (Banco Invisible), medicamentos y ayudas escolares, así como reparto de billetes de metro para el transporte.

Cada año se reparte una media de 400 toneladas de alimentos y 100 toneladas de productos de higiene y limpieza.

BANCO INVISIBLE

La Fundación Mensajeros de la Paz ante la grave crisis que está atravesando España, continúa contando, entre los diversos recursos anti-crisis puestos en marcha para las familias afectadas, con el Banco Solidario Invisible. Consiste en ayudar a pagar los suministros a familias que, debido a la pérdida de empleo fundamentalmente, se encuentran en una situación económica desfavorable.

Son familias de clase media que han perdido su nivel adquisitivo. Suelen ser personas que no han necesitado nunca de ayudas sociales y, en muchos casos, desconocen dónde acudir para pedir ayuda. Llegan por diferentes cauces, principalmente a través de llamada telefónica por conocimiento de nuestra organización por la web o medios de comunicación.

Este banco es invisible porque de se trata es de ayudar a pagar, eventualmente, los recibos que los usuarios no pueden asumir, de luz, agua, gas… Para evitar, sobre todo, los cortes por impago y permitir que los usuarios utilicen la calefacción en invierno o sus propios electrodomésticos para hacer la colada.

Año de inicio: 2014

Número de beneficiarios: 65 familias

Población destinataria: Familias en desventaja social y situación de pobreza energética

Please follow and like us: