Blog

Llevamos un contenedor nuevo al campamento de refugiados de Moria, para montar una escuela de formación

Dos años después de comenzar nuestra ayuda directa a la crisis de refugiados en las fronteras griegas, seguimos trabajando junto a Remar por mejorar la vida dentro de los campamentos en los que Europa ha olvidado a las familias que buscan refugio. En uno de los que existen en la isla de Lesbos, el campo de refugiados de Moria, estamos atendiendo a unas 3.000 personas, la mayoría menores de edad.


Mientras en España nuestro presidente, el padre Ángel, sigue denunciando la falta de respuestas políticas a esta crisis (“es una vergüenza lo que estamos haciendo con los refugiados”, afirma), los voluntarios de Mensajeros y Remar Internacional, nuestro socio en esta emergencia, permanecen en su labor en Moria. Queriendo servir para algo más que dar comidas, nuestro equipo acaba de instalar un nuevo contenedor, en el que vamos a montar una pequeña escuela de formación, con aula de ordenadores.


Para eso están las oenegés. Para dar oportunidades incluso concertinas adentro. Para luchar por la integración de los más vulnerables. “Para decir que tienen los brazos abiertos, que existen muchas personas que acogen, que acogerían”, concluye el padre Ángel.

 

<< Go back to the previous page