Blog

Mensajeros de la Paz celebra en Canarias sus años de trabajo reivindicando la solidaridad ante el drama de los refugiados

El fundador de la Asociación Mensajeros de la Paz, padre Ángel García Rodríguez, criticó este miércoles que la Unión Europea siga "tan sorda" ante la "vergüenza" que representa la situación de los refugiados en el continente.

 

En un acto organizado en Tenerife por el 56 aniversario de Mensajeros de la Paz, señaló que la situación en Lampedusa sigue siendo una "vergüenza", y en esa línea, valoró la "sensibilidad" del presidente canario, Fernando Clavijo, para que Canarias sea uno de los "referentes" ya que es uno de los dirigentes políticos que "habla menos y hace más".

 

En todo caso, comentó que hay que "hablar bien" de los políticos que trabajan por mejorar la sociedad y afrontar las cosas "que le duelen en el alma", pues no se puede "seguir callados" ante los problemas que sufren las familias. "Algunos políticos no ven lo que pasa", ha indicado.

 

El padre Ángel resaltó la labor del Papa Francisco en la defensa de los derechos de los refugiados y los sin techo y pidió un aplauso para el expresidente canario Adán Martín --ya fallecido-- por su compromiso social.

 

Sobre los políticos actuales, ha demandado más "ilusión" para afrontar sus tareas y que "no se peguen" por cuestiones sociales, y ha mostrado su "esperanza" en los niños de hoy, que serán "los buenos gobernantes" del futuro.

 

En el coloquio, Clavijo reconoció que los políticos muchas veces no hacen "bien las cosas" y no logran resolver todos los problemas, pero defendió que Canarias "es solidaria", con un recorrido histórico de emigración de padres e hijos y acogida de inmigrantes.

 

Dijo que "no corren buenos tiempos" en la UE porque se está usando a las personas "como arma política", y esperó que el encuentro de este miércoles sirva de "plataforma" para "mandar" un mensaje de cómo gestionar la llegada de refugiados.

 

 

Padre Ángel: "Nuestro mensaje es que hay que creer en la gente; si no lo hacemos, apaga y vámonos"

 

(Nacho Feliciano, La Opinión de Tenerife).- Fundador de la ONG Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel transmite serenidad y optimismo al referirse a Canarias como "una de las comunidades que dicen menos y hacen más" en lo que a la acogida de inmigrantes se refiere.

 

18 años trabajando en Canarias. ¿Qué balance hace de la labor de Mensajeros de la Paz en las islas?


El balance es que he aprendido mucho más de lo que hemos venido a traer. En Mensajeros de la Paz nos sentimos felices y contentos y, además, creo que las islas son referentes para decirle al mundo entero que hay que abrirse a los demás y tender los brazos. Durante este tiempo han pasado miles de personas por nuestros recursos. Niños, ancianos, discapacitados y ahora, con estas avalanchas de las personas que llegan en pateras, estamos acogiendo junto al Gobierno.

 

En este tiempo, ¿ha cambiado mucho el trabajo que realizan?


Sin duda alguna. Nunca en la historia ha habido tanta solidaridad ni nos han dolido tanto las injusticias y que tantas personas hayan muerto en los mares, en nuestra España. Gracias a los medios, a las redes sociales y a que cada vez somos más solidarios, se nos atragantan más los telediarios cuando vemos escenas de personas a las que desahucian o ver a madres en nuestros comedores para llevar algo de comida a su casa. Eso nos duele y antes no dolía, por lo que estamos en el buen camino.

 

Las jornadas llevan por título "Aprendiendo del pasado para construir un futuro más solidario". ¿Nos falla la memoria a veces?


Más que fallarnos la memoria a veces no queremos mirar al pasado y a veces hay que hacerlo. No para reivindicarlo, sino para aprender de verdad de él y saber que debemos tener esperanza. Hay que esperar una o dos generaciones para que vuelvan a aparecer esos hombres y mujeres, líderes, ilusionados, que nos den alegrías y que nos entusiasmen. En todas las ONG, no sólo en la nuestra, estamos ilusionados porque estamos creyendo y sabemos que hay milagros.

 

¿Cómo se valora desde Mensajeros de la Paz la desafección política y los radicalismos?


Hay que animar a la gente joven para que se interesen por la política y sean políticos buenos y, a los que no lo son, decirles que se vayan a su casa. No es verdad que toda la política nuestra sea un desastre, esto no es Sodoma y Gomorra donde todos son ladrones e hijos de Satanás. Lo que pasa es que son demasiadas las excepciones que hay, pero hay que seguir creyendo en ellos. Desde hace 56 años hemos dicho que creemos en Dios y en los hombres, y creer en los hombres es creer en los obispos, en los políticos, en los medios.. .Hay que creer en la gente; si no creemos en la gente, apaga y vámonos.

 

Habla positivamente de las políticas de Canarias sobre inmigración, pero las islas también están a la cabeza del estado en pobreza


Pero la culpa no es de Canarias; la tienen los gobernantes que hemos tenido, por lo que hay que pedirles que luchen y lo hagan bien y por eso decimos que las ONG o la Iglesia podemos hacer mucho, pero quien puede de verdad hacer un mundo mejor son los gobernantes; por eso es importante que las buenas personas y los buenos profesionales se animen a entrar en la política, porque ellos son los que pueden construir ese mundo mejor.

 

<< Go back to the previous page