Blog

Perfil. El padre Ángel cumple 81 años

El presidente de nuestra ONG, el padre Ángel, acaba de cumplir 81 años. Más de cincuenta los ha dedicado al servicio de los más vulnerables, y esperamos que no pretenda jubilarse de su labor de denuncia de las injusticias y fe en la humanidad al mismo tiempo, ya que el mundo actual necesita mensajes de paz.


Dicen que es un icono de la solidaridad, porque su carisma hace de puente entre los que necesitan ayuda y los que pueden reaccionar y ofrecerla. Les convence a todos porque, a los que les pide solidaridad, les paga con cariño, y a los que les garantiza la seguridad material, les acompaña también en lo afectivo.


Generoso por naturaleza, da ejemplo de una entrega sin sacrificios, que brota en las personas que buscan la felicidad (no la abnegación) y la encuentran siendo útiles a los desfavorecidos de la sociedad. El curso pasado su candidatura se presentó al Premio Nobel de la Paz.


Cuando el padre Ángel defiende la memoria histórica y la lucha social parece un rebelde, pero en realidad no es rebeldía: es amor por la igualdad. Sueña (y despierto lo repite sin parar) que un mundo mejor es posible, y que las oenegés y las organizaciones civiles tenemos la responsabilidad de promover una cultura de paz, encuentro y diversidad.


Supo que, para tener todos las mismas oportunidades, necesitamos educarnos en igualdad y crecer sin violencia. Por eso su obra empezó con la apertura de hogares para menores huérfanos o desprotegidos. La educación les daría mayores posibilidades de igualdad. “Julio Anguita, a quien yo admiro mucho, decía escuela, escuela, escuela, y Nicolás Castellanos, un misionero, también tiene por eslogan esto de escuela, escuela, escuela. En ese sentido, la Iglesia ha sido pionera en escuelas y sigue siéndolo”, decía el padre Ángel en una entrevista reciente.


De niño quiso dedicarse a los pobres, a los hijos de los obreros, de los mineros. De mayor, hace tres años que se ocupa de un proyecto social único y moderno: la iglesia de San Antón, abierta 24 horas para atender a personas en situación de calle.


Porque no dejas de sorprendernos y ofrecernos retos, ¡muchas felicidades, padre Ángel!

 

<< Go back to the previous page