Madrid: Casa de la Paz

Madrid: Casa de la Paz

El proyecto que la Fundación Mensajeros de la Paz llama “Casa de la Paz” consiste en la creación de hogares de tránsito para dar cuidados integrales a familias extranjeras que necesitan una atención médica que no pueden recibir en sus países de origen a causa de situaciones de conflicto, catástrofes naturales o falta de desarrollo sanitario.

 

El proyecto fue creado en 2003 para atender en la emergencia a personas enfermas procedentes de países como Irak, donde los hospitales dejaron de funcionar, y a niños víctimas de la guerra. Después, la fundación hizo llegar la “Casa de la Paz” a personas enfermas de países Líbano, Territorios Palestinos, Sáhara Occidental, Guinea, Kenia o El Salvador, Colombia y Perú.

 

Actualmente existe un piso en Madrid en el que se alojan los usuarios de este proyecto, que están recibiendo en España el tratamiento médico al que no tenían acceso antes. Similar en misión y visión al proyecto de la residencia para familiares de pacientes del Hospital de Parapléjicos de Toledo y muy en comunicación con los proyectos internacionales de la Fundación Mensajeros de la Paz, este proyecto comienza cuando las familias contactan con los consulados. Entonces los consulados derivan los casos a nuestra organización, que empieza a trabajar con los médicos para conocer las necesidades, así como arreglar la documentación. Finalmente, se trae temporalmente a los usuarios a España. Mensajeros de la Paz facilita a los beneficiarios de la Casa de la Paz el transporte de ida y vuelta a sus países de origen, la gestión de visados y permisos y gestiona la atención sanitaria, que reciben gratuitamente en hospitales públicos y privados en España.

 

Una vez aquí, la atención que se les presta abarca todo lo relacionado con su tratamiento médico: acompañamiento en hospitalizaciones, consultas, medicación, dietas, intérpretes, rehabilitación, etc. Además, reciben apoyo psico-social especializado, ayudándoles en situaciones de estrés o preocupación, y a superar los posibles problemas derivados por las diferencias culturales y de modo de vida respecto a sus países de origen.

 

Para este proyecto, contamos con la colaboración de las consejerías de las distintas comunidades autónomas de España y de las distintas embajadas españolas en los distintos países de procedencia de estos usuarios.