 El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; el director territorial Centro de CaixaBank, Rafael Herrador y Rafael Chueca, director corporativo de Territorio y Centros de Fundación “la Caixa” han querido mostrar su reconocimiento a la labor de los comedores sociales de la ciudad durante la crisis sociosanitaria provocada por la Covid-19.


 Estos comedores sociales, que forman parte del proyecto “Comedores con alma” de la Fundación “la Caixa” y CaixaBank, han distribuido más de 1.320.000 comidas desde el inicio del año y han cuadruplicado el número de usuarios atendidos a diario Madrid, 23 de junio de 2020.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado por el director territorial centro de CaixaBank, Rafael Herrador y por Rafael Chueca, director corporativo de Territorio y Centros de Fundación “la Caixa” han rendido hoy un merecido homenaje a los 25 comedores sociales de Madrid por su incansable labor para paliar los efectos de las
personas más vulnerables durante la actual crisis sociosanitaria provocada por la COVID-19.
Tanto Almeida como Herrador han trasladado a los representantes de los comedores sociales presentes durante el encuentro su gratitud por el trabajo realizado durante estas semanas en las que muchos de estos centros han visto cuadruplicado el número de usuarios atendidos a diario.
Los 25 comedores sociales forman parte del proyecto Comedores con alma, iniciativa impulsada por Fundación “la Caixa” y CaixaBank que nació en 2014 en Andalucía. Desde 2016 ambas entidades vienen prestando su ayuda a comedores sociales de Madrid y es en 2019 cuando el programa como tal se implementó con el objetivo de ser más que un conjunto de ayudas económicas a un colectivo específico y convertirse también en un punto de encuentro entre los diferentes comedores sociales que agrupa.

La Fundación “la Caixa” y CaixaBank han realizado aportaciones por valor de un millón de euros a los comedores sociales repartidos por toda España desde el inicio de año. En la Comunidad de Madrid se ha aprobado una ayuda total de 400.000€ para 2020, lo que supone una aportación extraordinaria de 100.000€ respecto a 2019.
Comedores con alma realiza una valoración caso a caso y mantiene un seguimiento para adaptar las ayudas a las circunstancias familiares. También se atienden especificaciones alimentarias (celiacos, diabéticos, alergias, etc.) adecuando la entrega de alimentos a las características de cada una de las familias. Además, existe un programa especial de atención a bebés que facilita sus primeras necesidades en biberones, pañales o cremas específicas, entre otros productos infantiles.
La Acción Social, uno de los pilares del Plan de RSC de CaixaBank
Gracias a su capilaridad territorial, la red de oficinas de CaixaBank puede apoyar a la Fundación “la Caixa” en su labor social, detectando necesidades de entidades sociales
locales y canalizando una parte de su Obra Social. La colaboración entre ambas instituciones hace posible que miles de pequeñas y medianas entidades sociales solidarias
puedan acceder a ayudas económicas para sacar adelante sus proyectos. Cada año, más de 11.000 proyectos reciben, en conjunto, unos 44 millones de euros en favor de más de
7.000 entidades sociales de todo el país.
Además, CaixaBank tiene un compromiso con la inclusión financiera y es la única entidad presente en el 100% de las poblaciones de más de 10.000 habitantes y en el 94% de las de más de 5.000. Es también la única entidad que ofrece microcréditos a personas sin garantías ni avales, a través de MicroBank, para ayudarles a impulsar sus proyectos personales y profesionales. Mantiene un compromiso con la cultura financiera a través de múltiples iniciativas, para ayudar a que las personas tomen mejores decisiones en la gestión de su economía. Y el 46% de su plantilla participa en tareas de voluntariado durante las semanas sociales y el resto del año.
CaixaBank destaca por su actuación responsable y así se lo reconocen los principales organismos internacionales. El índice de sostenibilidad mundial Dow Jones Sustainability
Index la sitúa entre los mejores bancos mundiales en términos de responsabilidad corporativa. La organización internacional CDP, por su parte, la incluye como empresa líder contra el cambio climático.