El desahucio de las familias genera graves problemas en nuestra sociedad, dadas las cifras del número de personas afectadas por esta problemática en nuestro país y muy especialmente en Madrid. A la dificultad de no tener un lugar en el que vivir y cobijarse, se unen consecuencias de salud asociadas a la malnutrición, que están afectando de forma muy directa a los niños y ancianos; de higiene, un aumento de los usuarios de salud mental con diagnósticos derivados de la angustia y el estrés… Aunque el drama de los desahucios es muy visible, la exclusión en la que se encuentran estas familias ya no lo es tanto. La falta de trabajo implica carencia de ingresos, lo que da lugar a no poder pagar la hipoteca y esta problemática también afecta a familias que se encuentran en régimen de alquiler o a las que son propietarias, pero no pueden hacer frente al pago de los suministros del hogar, como la luz, el agua o el gas. La humedad, el frío o la falta de una alimentación adecuada llevan a cada miembro de la unidad familiar a una situación desesperada, cuando siquiera pueden permitirse poner la calefacción o la lavadora.

La necesidad de un techo donde cobijarse, una alimentación adecuada, apoyo y ayuda eficaz para salir de su situación deberían ser brindados por nuestra administración, pero ante la ausencia de recursos suficientes, en 2017 Mensajeros de la Paz puso en marcha este centro familiar, un proyecto de acogida integral temporal a familias con dificultades socio-laborales. Nuestro proyecto ofrece un recurso de vivienda, alimentación y apoyo, con una estancia aproximada de un año de duración. Pretende ayudar, en definitiva, a través de un proceso de acompañamiento social que impulse la autonomía de las familias además de prestarles una residencia y cubrir su manutención. Por él han pasado familias españolas, venezolanas, marroquíes e iraquíes.

Este recurso, ubicado en la segunda planta de nuestro centro de El Pozo, en módulos apartamentales, dispone de siete habitaciones, todas ellas con salón y baño privado, y dos apartamentos con dos dormitorios, dos baños y salón. Las zonas comunes son de almacenaje, lavandería, cocina-office y otras salas que funcionan como marcos de encuentro.

Nuestro apoyo se basa en las siguientes vertientes:

1- Apoyo en la búsqueda de empleo.

2- Apoyo psicológico.

3- Acompañamiento en la obtención de documentación.

Beneficiarios: 39 personas sin recursos, divididas en 15 unidades de convivencia.

Please follow and like us: