La Fundación Mensajeros de la Paz continúa con la campaña de “Legados Solidarios”. Una campaña fundamental, pues demuestra que todos tenemos en nuestras manos la capacidad de cambiar el futuro de muchas personas que, por desgracia, no cuentan con los recursos necesarios para sobrevivir.

Hacer testamento puede convertirse en un acto solidario, disponiendo un legado de bienes o derechos con destino a una ONG, para que, cuando ya no estemos, este patrimonio pueda servir para ayudar a los más desfavorecidos.

El legado solidario es una donación a futuro, que implica la plena posesión, dominio y disfrute de los bienes por parte de su titular mientras no se produzca el fallecimiento. Además, dejar un legado solidario a una ONG no supone en ningún caso dejar a los familiares y herederos en riesgo y siempre puede cambiarse cuando se quiera.

El legado solidario está al alcance de todos, no solo de quien tiene un gran patrimonio. Y llevarlo a cabo es algo muy fácil y poco costoso. Hacer un testamento solo cuesta unos 50 euros, y puede hacerlo cualquier persona mayor de 14 años que esté en plena posesión de sus facultades en el momento de la realización del testamento.

El legado puede consistir en dejar una cantidad de dinero, de acciones, propiedades, vehículos, joyas, un porcentaje sobre el patrimonio, etc., y la ONG se encargará de destinarlo a su labor social.

En el caso de la Fundación Mensajeros de la Paz, nuestra trayectoria garantiza que nuestra organización dará un buen uso de los bienes que nos sean legados, pues llevamos desde 1962 ayudando a los más desfavorecidos: menores, jóvenes, discapacitados, mujeres víctimas de violencia de género, familias en riesgo de exclusión social y ancianos.

 

 

 

 

FUNDACIÓN MENSAJEROS DE LA PAZ