Actualmente Haití sigue atravesando un momento crítico, debido a la hiperinflación y a la escasez de toda clase de recursos, agravada por los efectos de la pandemia de COVID-19. El coronavirus ha deteriorado aún más la precaria economía del país y sus escasos recursos públicos, agudizando la miseria en la que vive la mayoría de la población haitiana.

Durante este año 2022, Mensajeros de la Paz mantiene su apoyo a la zona de Jeremie, especialmente golpeada por la pandemia de COVID-19, la crisis económica derivada de sus efectos y por el terremoto que tuvo lugar el 14 de agosto, y que destruyó multitud de colegios, centros de salud y casas.

En la Escuela Caroline, reciben desayuno y almuerzo 45 estudiantes, en la Escuela de Aviación, 60 estudiantes; y en la Escuela de Chateau, 50 niños. Es decir, 3 escuelas con un total de 155 niños beneficiarios. En la mayoría de las ocasiones, son las únicas comidas que hacen al día, porque en sus casas no pueden acceder a la alimentación. Se trata de menores que en la mayoría de los casos presentan una grave desnutrición.

FUNDACIÓN MENSAJEROS DE LA PAZ